Todos conocemos la importancia de las grasas poliinsaturadas omega-3 para nuestro organismo. Hace unos días en EntrenaCoNosotros ya os descubrimos las bondades que tiene el aguacate, hoy nos centraremos en los pescados azules, uno de los alimentos cuyos beneficios se fundamentan esencialmente por su riqueza en omega-3.

Los pescados azules (entre los que encontramos el salmón, el arenque, la caballa o las sardinas, entre otros), sí tienen colesterol, pero en cantidades muy bajas. Lo más relevante de ellos es que son alimentos ricos en omega-3.

Dependiendo del pescado, su contenido en minerales puede llegar a ser incluso hasta un total de 25 veces superior al de cualquier otro alimento de origen animal.

caballa

El pescado azul contiene también vitaminas liposolubles totalmente necesarias para mantener los huesos fuertes (como es el caso de la vitamina D), tiene poderosos efectos antioxidantes (vitamina E) y la capacidad de formar células (vitamina A).

Pero también contiene una cantidad diversa de vitaminas hidrosolubles, como pueden ser las vitales para conservar el sistema nervioso (vitamina B), y para prevenir en sí el envejecimiento de los órganos del cuerpo (vitamina C).

Como ya te hemos indicado, del pescado azul destaca su alto e importantísimo contenido en omega-3, contribuyendo por ejemplo a bajar el colesterol ‘malo’ y a controlarlo, y previniendo además las diferentes afecciones cardíacas. Pero también ayuda contra las enfermedades de las articulaciones e incluso los propios problemas de piel.

   
     Copyright © Entrena Con Nosotros

Síguenos: