Después de realizar una introducción al interesante y en ocasiones complicado tema de la elección de unas zapatillas de correr, ahora continuamos con unos consejos prácticos que esperemos os sirvan. Y no olvides que, además de esta información escrita, en EntrenaCoNosotros te proporcionamos descuentos en tiendas especializadas:

– No antepongas el diseño a tu necesidad. Si eres un corredor con una carga de entrenamiento importante olvídate de encontrar la zapatilla más bonita. Acabarás arrepintiéndote.

– Fíjate un presupuesto y desde ahí el vendedor te asesorará adaptándose a tus necesidades, sin volverte loco entre el millón de modelos que, por suerte o por desgracia, existe actualmente en el mercado.

– Tener en cuenta longitud, anchura, peso, así como la amortiguación y la estabilidad de la zapatilla.

Comprueba cómo es tu pisada, en EntrenaCoNosotros disponemos de medios para analizarla.

– Comprueba la flexibilidad del calzado.

– Intentar realizar la compra por la tarde que es cuando el pie está más dilatado.

No estrenar el calzado el día de una competición (ni tampoco el día antes).

– La zapatilla debe ser cómoda para el runner desde el primer momento.

– A la hora de probarse una zapatilla, los cordones deben estar introducidos por todos los ojales además de estar perfectamente atados como si fuéramos a correr.

– La elección del calcetín también es fundamental. Evita arrugas que puedan arruinar una carrera.

Cambia tus zapatillas cada 550 km–700 kms  aproximadamente (dependiendo de la durabilidad de la zapatilla). No te fíes del aspecto externo del producto.

   
     Copyright © Entrena Con Nosotros

Síguenos: