Hay alimentos que generan una especial controversia. Uno de ellos son los huevos, para algunos algo que no se debe comer con demasiada frecuencia y para otros parte esencial de su dieta. Vamos a explicar las propiedades de este alimento y algunas de sus verdades y sus mitos.

Los huevos contienen un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Por partes:

– Los aminoácidos esenciales de sus proteínas son de un importante valor biológico.

– Entre los minerales de su composición destacan el zinc, el calcio y el hierro.

– Excepto de la C, el huevo tiene un porcentaje de todas las vitaminas. Con sólo una unidad tenemos cubiertas casi el 15 % de nuestras necesidades diarias de vitamina A.

Grasas. Importante este aspecto porque digamos es la otra cara de las huevos, una vertiente que hace recelar a muchos nutricionistas. Durante muchos años se ha relacionado el consumo de huevos con el aumento del colesterol, si bien numerosos estudios han asegurado después que esto no es así, ya que la mayor parte de las grasas de este alimento son beneficiosas (monoinsaturadas y omega-3).

Diseccionado nutricionalmente el huevo, vamos a nuestros consejos:

Los huevos son un alimento equilibrado y al que no debemos renunciar bajo ningún concepto. Eso sí, hay muchas formas de comerlos. La más rica, la que nos gusta a todos, es fritos. Evidentemente, así es como más engordan debido al aceite en que fueron preparados pero no seremos nosotros los que os digamos que de vez en cuando no podáis daros un capricho. Eso sí, de vez en cuando.

Una opción algo menos sabrosa pero que al menos nos permite mojar pan (pero poco) es hacerlos a la plancha pero sin duda la mejor manera de comerlos es cocidos, ideales para acompañar ensaladas o incluso tomar solos con una pizca de sal. Como ya dijimos en un post anterior, no somos partidarios de tirar la yema aunque es cierto que su contenido en grasa es mayor que la clara.

En algunas dietas se recomienda sólo el consumo de claras de huevo. En cualquier supermercado se pueden comprar botes que contienen sólo la mitad ‘sana’ del huevo. ¿Qué opinamos? Que una tortilla de claras es un alimento excelente en programas de pérdida de peso pero que un huevo entero más 2/3 claras consigues un plato más sabroso e igual de sano.

Recuerda: en la mesura y el término medio está la virtud. No comas dos huevos cada día pero tampoco renuncies a ellos. Una persona sana y que realice actividad física de forma habitual puede comer 6-7 huevos a la semana sin ningún problema.

Escribe un comentario:

*

Your email address will not be published.

   
     Copyright © Entrena Con Nosotros

Síguenos: