Es uno de los debates clásicos en el mundo de la preparación física. ¿Es bueno o malo salir a entrenar en ayunas? En EntrenaCoNosotros no somos partidarios de verdades absolutas, y menos en este aspecto en el que importantes especialistas han dado sus razones para defender una postura u otra.

Incluso nosotros hablamos sobre esto y no nos ponemos de acuerdo. ¿Cómo es esto posible? Muy sencillo. En esta cuestión, como en tantas otras, no hay nada como las sensaciones de uno mismo. Simplemente a algunos nos va bien y a otros mal. Este es el primer consejo que os damos: pruébate, con cabeza, y a partir de ahí decide.

Hemos decidido hacer dos post sobre el asunto. Comenzaremos por los beneficios y las sensaciones positivas de los que creen que entrenar sin haber ingerido alimento les va bien.

Conviene aclarar que cuando decimos entrenar nos referimos a hacer un ejercicio aeróbico, y más concretamente correr, y siempre sin rebasar los 50-60 minutos. Si vamos a hacer un ejercicio prolongado y exigente es una locura hacerlo en ayunas.

– Quemamos más porcentaje de grasa corporal. Esto es debido a que al levantarnos las reservas de hidratos de carbono están vacías, por lo que el combustible del que tira el cuerpo son las grasas acumuladas.

– La desaparición de la grasa ayudará a aquellos que deseen definir la musculatura. Aunque en este caso la intensidad del ejercicio debe ser moderada. Si nos pasamos perderemos tejido muscular.

– Es preferible salir a correr con el estómago vacío que recién comido. Es de sobra conocido que es perjudicial hacer ejercicio cuando estamos haciendo la digestión.

– Podemos aumentar nuestra resistencia.

– Aumenta la velocidad de resíntesis de glucógeno, siempre y cuando realicemos una ingesta inmediata después de entrenar de líquido y solido.

– Si tu cuerpo se adapta a correr recién levantado y en ayunas, notarás como te sientes más ágil durante el entrenamiento.

– Beneficios director para la salud: mejora el perfil de colesterol y triglicéridos en sangre y aumenta la sensibilidad a la insulina.

Como ya os hemos dicho antes, lo mejor que podéis hacer es practicar. Quizá os habéis pasado años entrenando por la tarde cuando vuestro cuerpo se adapta mejor a la mañana. No obstante, desde EntrenaCoNosotros os recomendamos no hacer el bestia y no poner el cuerpo al límite sin haber comido nada.

Escribe un comentario:

*

Your email address will not be published.

   
     Copyright © Entrena Con Nosotros

Síguenos: